Leyenda corta del Dios Cerunnos


La deidad conocida con el nombre de Cerunnos es uno de los seres superiores más conocidos en todo el territorio celta, dado que las leyendas cortas que se relatan sobre él, casi no han sufrido ningún tipo de modificación, inclusive durante la invasión del imperio romano.

Esto significa que las crónicas acerca de sus andanzas se han mantenido prácticamente “impolutas”, cuestión que agradecen los habitantes de esa zona geográfica, pues ello les ha permitido conservar parte de su identidad cultural.

En diversas pinturas aparece como un hombre de gran estatura, quien ostenta cuernos muy parecidos a los de los venados. Del mismo modo, se le vincula con los animales más fuertes del bosque como lo son los osos, pues se dice que Cerunnos poseía una fuerza descomunal y que gracias a ello era capaz de enfrentarse a cualquiera que quisiese iniciar una pelea en su contra.

Otro animal con el que se argumenta que Cerunnos tuvo una estrecha relación es con la serpiente, pues simbólicamente ese animal rastrero representa a la regeneración, no solamente del cuerpo, sino también del espíritu.

En otros escritos, se le señala a este dios como parte fundamental del ritual de la muerte, pues como sabes en la cultura celta, la cornamenta representaba las diferentes fases lunares.

Del mismo modo, se cuenta que el pueblo galo era devoto de esta deidad, ya que sus astrónomos utilizaban las horas nocturnas para poder calcular las fechas de nacimiento, debido a que en ese momento se podían apreciar las estrellas y así saber qué constelación le correspondía a cada recién nacido.

Para finalizar, sólo nos resta comentarte que según algunas leyendas más modernas, se asevera que Cerunnos murió a manos del Dios del Crepúsculo, pero no como todos lo imaginamos, sino que simplemente éste se encargó de eliminar a la serpiente que lo acompañaba y con eso le arrebató también su inmortalidad.

Creditos a los creadores del blog más grande de leyendas de donde sacamos nuestras ideas, los invitamos a que se pasen por el.