Mitos sobre dinosaurios

Mitos sobre dinosaurios

Los dinosaurios es un tópico que encanta tanto a grandes como pequeños, dado que todos quisiéramos haber visto por lo menos a alguno de estos ejemplares “en vivo y a todo color”. Por ese motivo, es normal que surjan mitos cortos relacionados con ellos.

La primera falsedad histórica que se nos ha dicho en repetidas ocasiones en películas y algunos documentales poco profesionales es que los dinosaurios eran seres salvajes que se regían por la ley del más fuerte.

Sin embargo, hallazgos recientes han logrado desmitificar esta característica, pues se han encontrado restos fósiles de nidos en los que claramente se ve que estas criaturas no únicamente se preocupaban por proporcionarles a sus crías un ambiente adecuado para su desarrollo, sino que también les preocupaba el que su descendencia fuera atacada por otra especie.

Por otra parte, muchos afirman que los dinosaurios eran seres muy parecidos a los reptiles, sobre todo en el hecho de que eran de sangre fría. No obstante, en la actualidad sabemos que un alto porcentaje de estas especies no era ni de sangre caliente ni de fría, más bien poseían un fluido corporal capaz de adaptarse a los cambios climáticos, de modo que no se veían afectados, aunque cambiarán de ecosistema de forma repentina.

También vale la pena señalar que aunque los dinosaurios reinaron en la tierra por más de 65 millones de años, al menos durante aproximadamente 100,000 años compartieron su hábitat con otras criaturas (principalmente mamíferos).

Desde luego, estos mamíferos eran seres primigenios, es decir, que dichos organismos vivos casi no tienen ninguna similitud con los que conocemos hoy en día, debido a que cada especie ha sufrido distintos procesos de evolución.

Para finalizar esta reseña, sólo te queremos comentar que al igual que sucedió con la llegada del hombre a la Tierra, los dinosaurios también fueron cambiando con el paso del tiempo, pues en aquel entonces, el planeta aún estaba en proceso de formación.